Skip to content

‘Insurtech’ para las personas mayores: cómo pueden aprovecharlo las compañías de seguros

Insurtech for elderly people: how can insurance companies leverage it?

Una de las tareas pendientes de las compañías insurtech es encontrar la manera de acercarse a las personas mayores. Una generación que aún no se encuentra del todo cómoda en el uso de la tecnología y de los servicios que esta ofrece. Son un mercado sin explotar, pues las insurtech están dirigiendo muchos de sus esfuerzos en el público milenial, ya adaptado a las redes sociales y experto en el empleo de las mismas.

Es un hecho que las personas mayores utilizan cada vez más los smartphones y que la brecha digital se está reduciendo. Estos dispositivos móviles se adecúan mediante sistemas sencillos que facilitan el uso a estas personas a las que les resulta difícil congeniar con la tecnología.

Para las insurtech, que las personas mayores se atrevan con la tecnología representa una oportunidad para que la industria del seguro llegue a ellas. Es una manera de acercarse para ofrecer servicios adecuados a un tipo de cliente que, en general, dispone de mayor poder económico.

Para abordar a las personas mayores y acompañarlas en el mundo de las insurtech es vital tener una estrategia. Las compañías que no tienen experiencia en el trato con este cliente pueden abocarse al fracaso: tener un gran producto que ofrecer no les asegura el éxito si no se preocupan por las personas a la que se dirigen. ¿Qué aspectos pueden ayudar a la industria de los seguros a conectar con las personas mayores?

Proporcionar una gran experiencia de usuario a este tipo de cliente es el primer paso. De entrada, las personas mayores ven la tecnología como un instrumento difícil de utilizar, algo que les genera desconfianza y que provoca que no le den un uso continuado. Ante este problema, las compañías de seguros deben ofrecer un formato sencillo que resulte funcional para las personas mayores: desde la página web de cada empresa hasta las apps a través de las que brindan sus servicios, todo el sistema debe funcionar de forma sencilla para que a esta generación la tecnología no le suponga una barrera de entrada. Además, es importante que cada empresa esté atenta a las dudas que puedan surgir y responder a ellas de forma eficaz.

El segundo paso es generar la confianza necesaria al cliente para que decida contar con tus servicios. Las personas mayores valoran la confianza, es un rasgo al que le dan gran importancia, y más aún si se trata de aspectos relacionados con su dinero. Una de las formas de ganarse esa seguridad es que las compañías tengan presencia en canales sociales, formando una reputación positiva de la empresa que les ayude a generar confianza en este público. Que las insurtech muestren su forma de trabajar en estos medios ayuda a trabajar la confianza con las personas mayores, siendo un factor principal a la hora de elaborar una estrategia de trabajo con estos clientes.

Las redes sociales también son para los más mayores. Según el estudio ‘La soledad de las personas mayores’ realizado por Asociación Servicios Integrales para el Envejecimiento Activo (SIENA) y promovido por la Fundación Mémora, el 44% de los mayores de 65 años utiliza las redes sociales, entre las que destacan Facebook y WhatsApp.

Como empresa de seguros, acercarse a las personas mayores puede ser una tarea complicada. Debe de plantearse una estrategia en la que el principal protagonista sea el cliente, para que se sienta atendido y así deposite toda su confianza en la compañía. Las insurtech tienen la responsabilidad de cuidar de los más mayores ofreciéndoles servicios a medida para ellos.